Ocho diputaciones confían en Gestiona para acercar la administración electrónica a sus municipios

27.08.2015
Las instituciones provinciales proveen así a sus ayuntamientos de menor tamaño de las herramientas necesarias para cumplir con la Ley de Administración Electrónica y sin que eso repercuta en las arcas municipales

Zaragoza, octubre de 2015.- Ocho diputaciones provinciales han elegido Gestiona para extender la administración electrónica entre sus ayuntamientos y acercarles una de las herramientas más potentes del mercado, en muchos casos de forma gratuita para los propios consistorios.

Se trata de las instituciones provinciales de Huesca, Zaragoza, Ávila, Burgos, Málaga, Castellón, Alicante y Soria. En total son más de mil ayuntamientos a los que han facilitado la implantación del gestor de expedientes de esPublico y su contenido editorial.

La Diputación de Soria ha sido la última en contratar Gestiona para todos  sus ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes y acercar la administración electrónica a aquellos municipios con menos recursos. La iniciativa pretende dar las herramientas necesarias a sus consistorios para modernizar la gestión municipal y sin que ello implique un gasto para ellos.

Además de la castellanoleonesa, las siete diputaciones restantes siguen apostando y con éxito por la plataforma de esPublico, con la que operan a diario en más de mil ayuntamientos. La distribución, en su mayoría, contempla aquellos ayuntamientos de ciudades con población inferior a 20.000 habitantes. El buen trabajo aplicado en los pequeños también ha llegado a oidos de capitales de comarca y municipios de mayor tamaño que han apostado, ya fuera del proyecto provincial, por seguir los mismos pasos e incorporar a su estructura Gesitona.

Con este tipo de contratos, las diputaciones, prestadoras de servicios a los ayuntamientos, facilita a éstos que den cumplimiento efectivo a la competencia de prestación de los servicios de administración electrónica e, otorgada a éstas por la   Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.